Rodilla del corredor

Síndrome de la cintilla iliotibial o rodilla del corredor

Es uno de los síndromes más comunes de rodilla. Te presentamos los factores que lo pueden desencadenar, cómo diagnosticarlo en 5-10 minutos y poder seleccionar el tratamiento más adecuado.

Compartir
Categorías
Newsletter

Suscríbete a nuestro news y te enviaremos todas las novedades y artículos.

El síndrome de Cintilla Iliotibial es una de las lesiones más frecuentes en corredores. El running se ha convertido en una de las actividades deportivas más populares y practicadas en todo el mundo. Este hecho se ha visto reflejado en el gran número de personas que anualmente participan en toda clase carreras. Desde luego la práctica de este deporte ayuda a mantenerse en forma, mejorar la salud mental, disfrutar del ambiente en carrera o de la naturaleza. Pero no es menos cierto que un incremento tan notable del número de corredores ha supuesto también un incremento de los casos de lesiones de rodilla.

El Síndrome de Cintilla Iliotibial presenta una etiología multifactorial y, en muchas ocasiones, existe un deficiente diagnóstico diferencial que deriva en un tratamiento inadecuado.

Sindrome de Cintilla Iliotibial

¿Qué es el Síndrome de la cintilla iliotibial?

Normalmente este síndrome se desencadena cuando el tendón largo del músculo tensor de la fascia lata fricciona de manera continuada con la parte exterior de la articulación de la rodilla, en concreto con el cóndilo femoral externo. Este roce continuo es el que causa en muchos corredores, especialmente aquéllos que corren largas distancias una inflamación que provoca el dolor. Un dolor que se activa gradualmente y se agudiza a medida que se incrementa el número de kilómetros, debido al roce en cada zancada provocado por la inestabilidad de la rodilla.

Dado que este síndrome es muy común en corredores de fondo, también se le conoce como rodilla del corredor.

Una de las causas que provocan esta patología viene dada por la postura que adopta el pie a la hora de impactar con el suelo o por la debilidad en la musculatura glútea.

¿Qué factores son el origen del Síndrome de la Cintilla Iliotibial?

Existen dos tipos de factores causantes de esta patología:

Factores extrínsecos

  • Aumento intenso y no progresivo del kilometraje y duración del entrenamiento.
  • Cambio de zapatillas. Es importante elegir unas correctas zapatillas para poder influir lo menos posible en la biomecánica ya que pude alterar la de carrera.
  • Tipo de terreno. Si el terreno es demasiado duro (normalmente asfalto), éste puede incrementar el estrés en la cintilla, además de condicionar la técnica de carrera, provocando la lesión.
  • Correr frecuentemente en descenso.

Factores intrínsecos

  • Unos músculos abductores de la cadera, en concreto el glúteo medio, poco fortalecidos. No tener el glúteo medio correctamente desarrollado provoca un incremento de la tensión del músculo tensor de la fascia lata para poder estabilizar la rodilla.
  • Una mala alineación del eje de la pierna. Si el pie se encuentra en excesiva pronación (pie plano) puede aumentar la rotación de la rodilla y con ello la fricción en la cintilla iliotibial.
  • La diferencia de longitud de las piernas (dismetría).

¿Cómo se puede diagnosticar y tratar con las plantillas Neil el Síndrome de la Cintilla Iliotibial?

El objetivo principal debe ser reducir la inflamación y el dolor. Según la clínica que presente el corredor, se enfocará el tratamiento de una forma u otra. Por tanto, es necesario evaluar su pisada y valorar la necesidad de utilizar plantillas a medida para corregir la pronación y la dismetría si es que existen. Con Neil, podemos valorar qué modificaciones biomecánicas ha sufrido el corredor como consecuencia de la lesión y de este modo, plantear un tratamiento personalizado para normalizar las alteraciones biomecánicas y eliminar el dolor de rodilla.

Las plantillas inteligentes de Neil miden varios parámetros que son clave para poder diagnosticar el síndrome de cintilla iliotibial.

  • La velocidad de impacto, que permite averiguar qué grupos musculares presentan cierta debilidad.
  • Los movimientos en el plano frontal del pie que ofrecen información fidedigna del origen de la patología.
  • Tiempos de apoyo y vuelo de cada zancada.
  • La línea de evolución del movimiento.

Mediante una sencilla prueba de 5 a 10 minutos caminando y trotando, se recoge en la aplicación de Neil información en tiempo real y promedio de la prueba de las siguientes variables:

  • Presiones promedio en pies izquierdo y derecho tanto en los metatarsianos como en el talón.

Rodilla del corredor

Parámetros de fuerzas en planta del pie (se puede observar la evolución en tiempo real y en promedio).

  • Variables de tiempo de apoyo/vuelo, flexión dorsal y supinación/pronación.

Rodilla del corredor

Angulaciones (pronación-supinación, flexión dorsal-plantar)

Las plantillas inteligentes de Neil ofrecen información en tiempo real o en promedio (una vez haya terminado la prueba) sobre las fuerzas aplicadas en planta del pie, así como información sobre el tipo de pisada.

En base a los rangos de normalidad que la literatura científica ha establecido podemos disponer, en cuestión de minutos, de toda la información para realizar un diagnóstico preciso y recomendar el tratamiento más adecuado. El tratamiento puede consistir en modificar la pisada del corredor mediante ejercicios individuales y derivados del análisis biomecánico que las plantillas de Neil ofrecen, ejercicios de fortalecimiento de grupos musculares que eviten la tensión del músculo tensor y la excesiva rotación de la rodilla o el diseño de unas plantillas personalizadas para mitigar el exceso de pronación.

Pero con las plantillas inteligentes de Neil, no solo podemos obtener un diagnóstico rápido y preciso que facilite un tratamiento adecuado. Gracias a las funciones de biofeedback de las plantillas podemos ayudar al paciente a “reeducar su pisada” durante sus ejercicios. Además, la APP de Neil permite analizar la morfología del pie y, en base a los datos del estudio, diseñar unas plantillas personalizadas si es necesario.

¿Qué otras lesiones de rodilla se pueden diagnosticar con Neil ?

  • Lesiones del menisco externo
  • Artrosis del compartimiento externo
  • Condropatía femoro-patelar
  • Lesión del ligamento colateral externo
  • Hipertensión lateral externa de la rótula
  • Tendinitis del biceps femoral
  • Tendinitis del vasto externo del cuádriceps.

¿Se puede prevenir el síndrome de la cintilla iliotibial?

La mejor forma de prevenir la inflamación y el dolor que el síndrome de la cintilla iliotibial causa es mediante un estudio biomecánico de test ortopédicos del miembro inferior y de la pisada. Las plantillas inteligentes de Neil nos facilitan de forma rápida y precisa todas las variables necesarias para desarrollar un programa de prevención para el corredor.